3 formas de ahorrar energía eléctrica mientras trabajas desde casa

Incluso antes de la llegada de la pandemia, los observadores de las tendencias de empleo habían predicho el aumento del trabajo a distancia. Hoy, en medio de una “nueva normalidad”, se espera que este cambio sea duradero, y que los equipos de trabajo lleven a cabo sus labores desde casa o desde cualquier lugar en donde les apetezca trabajar. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), esta premonición puede ser sustentada, ya que unos 23 millones de personas teletrabajan en Latinoamérica desde el año 2020.

En una época en la que no solo la pandemia nos afecta, sino también el calentamiento global, la eficiencia energética debe ser lo más importante en nuestros nuevos hábitos de trabajo. Con la tecnología moderna, poder trabajar de forma remota es más fácil que nunca, por lo que cada vez más empresas pueden ofrecer esta opción a sus empleados. 

En la Transportadora de Energía de Centroamérica, no solo se da la oportunidad de trabajar desde casa a una gran parte de nuestra plantilla, sino que además sabemos de primera mano la importancia que tiene la energía eléctrica en esta posibilidad, así como la necesidad de utilizarla con eficiencia. Ya sea que trabajes desde casa unos días a la semana, o trabajes allí exclusivamente, lo más probable es que hayas descubierto que ofrece beneficios que van desde la eliminación de largos desplazamientos hasta evitar entornos de oficina incómodos.

Sin embargo, debido a que pasas más tiempo en casa, probablemente hayas visto un aumento en el consumo de energía, y por ende en tu factura. Después de todo, tienes las luces encendidas, los electrodomésticos en funcionamiento, y varios dispositivos activos durante todo el día. Afortunadamente, existen muchas formas rápidas y sencillas de ahorrar energía cuando se trabaja desde casa.

Transportadora de Energía de Centroamérica te recomienda 3 formas de ahorrar energía eléctrica en casa

Instala tu oficina en casa cerca de una fuente de luz natural

La clave es beneficiarse de la iluminación natural. No solo por cuestiones de ahorro, de hecho, está demostrado que la luz natural es capaz de mejorar el estado de ánimo y aumentar la productividad. Pero al mismo tiempo, muchos expertos en eficiencia energética dicen que se deben mantener las persianas cerradas en verano para evitar el calor térmico del sol.

Si tienes flexibilidad en el espacio que has destinado para trabajar desde casa, puedes hacer ambas cosas. Por eso, lo ideal es que elijas una habitación que esté en el lado de tu casa en el que entre directamente la luz del sol. Coloca persianas y ábrelas para que entre la luz natural sin mucha exposición al sol ni al calor térmico.

Configura tu computadora para que logre ahorrar energía

La mayoría de las personas ignoran que los ordenadores modernos contienen varias funciones de administración de energía que son muy útiles, no solo para ahorrar, sino para la conservación y durabilidad del equipo. También puedes ahorrar con el modo de hibernación y con la regleta de enchufes.

Para configurar las herramientas de administración de energía en una computadora portátil con Windows, solo debes hacer clic en Inicio, luego en Panel de control, Opciones de energía, y cambiar la configuración de la batería a Balanceada o Baja potencia. Por cierto, un protector de pantalla se ve muy bien, pero no es eficiente ni ahorra electricidad.

Te recomendamos utilizar una regleta para todos los dispositivos electrónicos y apagarla por completo cuando termine el día. En cuanto a si debe dejar su computadora portátil enchufada todo el día o agotar la batería, te recomendamos cargarla por completo, agotar esa batería, y volver a iniciar el ciclo. 

Utiliza dispositivos de bajo consumo energético e iluminación LED

Si actualmente utilizas equipos que requieren de mucha energía, cambiar a versiones de bajo consumo energético puede reducir su consumo diario de energía en una cantidad considerable. Solo busca el símbolo de ahorro o eco-amigable al comprar nuevos dispositivos electrónicos. 

Además, aunque las luces LED para tu oficina en casa pueden costar un poco más, también es cierto que duran mucho más que otras, y su funcionamiento es dos o tres veces menor que el de una luz incandescente.

Transportadora de Energía de Centroamérica S.A., Trecsa. Todos los derechos reservados.